PARA AHORRAR


CAMBIAR LA CINTA DE UNA PERSIANA

CAMBIAR LA CINTA DE UNA PERSIANA

cinta+de+persiana CAMBIAR LA CINTA DE UNA PERSIANA , como hacer ideas de bricolaje

Hay dos formas de cambiar la cinta de una persiana,por las buenas o por las malas, 1ª con la persiana abajo es decir cerrada, o 2ª con la persiana arriba es decir abierta. Empezaré por explicar como se haría con la persiana abierta. Primero de todo, desmontaremos el cajón de arriba que suele ir con clavos o con pequeños tornillos. Una vez sacada la tapa del cajón de arriba podremos ver el comienzo de la cinta que va en una especie de guía redonda de metal (polea) adosada al lateral de la barra que sujeta a la persiana. Sacaremos la cinta de la persiana vieja, la cinta entra en el cajón através de un pequeño agujero y continua hasta llegar al interior de la polea, saliendo de esta por un pequeño agujero que hay en la polea. Una vez extraída un palmo de cinta por ese agujero se le hará un par de nudos para evitar que salga hacia atrás. Ya habremos terminado con la parte de arriba de la persiana. Es el momento de lavarse las manos con jabón del bueno.
El siguiente paso es volver a clavar o atornillar la tapa de madera.
Lo siguiente que debemos hacer es: desatornillar el recogedor de la persiana que está empotrado en la pared y sujeto con dos tornillos.
Sacaremos la cinta vieja del recogedor y en el extremo final de la cinta nueva haremos un pequeño orificio. Cogeremos la cinta nueva y la meteremos por la ventanilla del recogedor de la persiana.
Si nos fijamos, en el interior de la ventanilla veremos que hay dos varillas de metal, la cinta debe de entrar por encima de las dos varillas.
Con la cinta ya introducida apoyaremos sobre nuestro pecho la placa del recogedor y comenzaremos a girar hacia delante el rodillo del recogedor, apreciaremos como se va tensando el muelle o fleje que hay en su interior, lo tensaremos hasta el máximo. Dato importante, sujetar con fuerza el rodillo cuando lo estemos tensando, si se nos escapa de las manos nos podría cortar las yemas de los dedos. Una vez tensado veremos que dicho rodillo tiene una especie de pivote. El agujero que previamente hemos hecho en la cinta tiene que ir sujeto a este pivote. Una vez colocada la cinta iremos soltando poco a poco la tensión del muelle y según se vaya girando hacia atrás se irá enrollando la cinta en él. Cuando toda la cinta se haya enrollado volveremos a colocar el recogedor en la pared con los dos tornillos.

CAMBIAR LA CINTA DE UNA PERSIANA

BRICOLAJE DEL HOGAR

Más ideas y briconsejos